Decoración para San Valentín
Los corazones, las rosas y las cajas de chocolate son los primeros objetos que se vienen a la mente cuando pensamos en San Valentín. Afortunadamente, existe una gran variedad de opciones para decorar la casa y agasajar a nuestra pareja sin caer en los clichés repetitivos del Día de los Enamorados. Mediante estos pequeños detalles podrás convertir tu hogar en un romántico refugio, manteniendo el estilo chic de la decoración y sin caer en el extremo cursi.

Ideas decorativas para San Valentín

El encanto de lo simple

En vez de un gran ramo de rosas, coloca una sola flor grande (como la magnolia o la orquídea) en un elegante vaso de cristal. Una flor llamativa no necesita de otros complementos para brillar, e imprime perfume y romanticismo a un almuerzo o cena de enamorados.

Decoración para San Valentín: flor

Dulzura con arte

Los dulces son grandes protagonistas del día de San Valentín. En vez de gastar fortunas en las cajas de bombones con formas de corazón, decora un jarrón o bollón de vidrio con caramelos de colores. Una cinta alrededor del recipiente basta para componer un adorno instantáneo y dulce, que toda la familia podrá disfrutar.

Decoración para San Valentín: dulces
Dulzura con mensaje

Otra alternativa a los bombones de corazón: postres individuales con mensajes. Expresa tus sentimientos hacia la persona que amas a través de estos divertidos carteles que puedes fabricar en casa con un poco de cartulina y un mondadientes.

Decoración para San Valentín: postres con mensaje
Ambiente tenue

La luz de las velas es la gran aliada de los climas románticos y sugerentes. Sobre la mesa principal, mesitas y armarios coloca velas aromáticas del mismo color en distintos tamaños y formas. Para escapar de lo tradicional, deja el rojo y el rosa de lado y opta por el blanco, el marfil o el violeta. Las grandes velas de tres pabilos son una opción ultra-chic para celebrar este día.

Decoración para San Valentín: velas
Hacia el jardín

Decora también los exteriores (y aprovecha para preparar un romántico picnic) colocando flores silvestres y una vela flotante en un balde de aluminio con agua. Simplicidad en estado puro que dará un aire diferente al jardín durante este día especial.

Decoración para San Valentín: exteriores

Poder de seducción

El encaje es el textil seductor por excelencia. No dudes en incorporar esta tela a diversos accesorios, desde manteles y servilletas hasta toallas y cubrecamas. Elegancia, romanticismo y un toque de nostalgia quedarán asegurados para la ocasión.

Decoración para San Valentín: encaje