Decoración de paredes con patchwork

Una de las técnicas que siempre se mantiene en vigencia es el patchwork, que confiere a los dormitorios y salas un encanto muy personal. Pero esta tendencia se ha extendido a otros aspectos decorativos, incluso a los muros. Veremos algunos elementos de la decoración de paredes con patchwork.

El patchwork es una técnica tradicionalmente empleada para la confección de cobertores, alfombras y edredones, aprovechando recortes de textiles viejos. Utilizada inicialmente por la gente humilde, esta técnica les permitía crear hermosas composiciones con trozos de telas de colores similares y diferentes diseños, que fueron ganando popularidad.

Decoración de paredes con patchwork
Para lograr la decoración de paredes con patchwork, puedes utilizar dos caminos, el más sencillo, comprar un papel tapiz con diseño patchwork, y el difícil es crear tú misma el patchwork a partir de diferentes piezas de papel decorativo que deberás combinar de una forma agradable y armoniosa.

Las paredes con patchwork se utilizan principalmente en la decoración de dormitorios y salas, pero también las puedes utilizar en cocinas y comedores. El secreto está en no recargar los ambientes, para lo que te recomendamos empapelar sólo la pared más visible de la habitación y pintando el resto con el tono principal de tu patchwork, pero en versión pastel, para que resalte la composición.

Decoración de paredes con patchwork
Con este toque y algún mueble viejo repintado, puedes lograr ambientes vintage muy acogedores, siguiendo las nuevas tendencias en la decoración de interiores.