Un loft es un espacio habitable de grandes dimensiones, donde prácticamente no existen paredes, que se caracteriza por tener grandes ventanas. Esta tipología de vivienda surge en New York, en las zonas de los depósitos y almacenes, donde se hizo habitual el alquiler de estos espacios para convertirlos en enormes departamentos.

Una característica de este estilo es el costo elevado de su reciclaje, pero esto no debe ser así necesariamente. Podemos recurrir al estilo industrial, que nos permite mantener una apariencia tosca. .

Cómo realizar el loft en el sótano:

Una manera de aprovechar un sótano, es convertirlo en un loft. Para abaratar los costos, podemos recurrir a la decoración de tipo industrial, lo que nos permite recubrir paredes con láminas de metal, dejar las tuberías al descubierto, también podemos dejar a la vista los pisos y techos, mostrado sus diversas imperfecciones. .

Estos acabados en bruto, favorecen el cambio de función del sótano, que adoptará las cualidades de un loft real. Aprovecharemos los pilares y vigas como guías para efectuar la división de los diferentes espacios, la que se complementará con la distribución del mobiliario. De este modo, evitaremos los tabiques y conseguiremos mayor amplitud. Esto nos permitirá economizar gastos, ya que no necesitaremos prácticamente realizar obras. .

Una diferencia notoria que tendremos al adaptar un sótano a las funciones de loft, es la carencia de grandes ventanas, como máximo tendremos algunas ventanas pequeñas. Estas ventanas pueden cubrirse con cortinas o estores, para darles una protección económica. .

Las cortinas resultan los aliados perfectos para crear espacios íntimos en un loft, sin realizar gastos desmesurados. Por ejemplo, pueden utilizarse para aislar la zona de descanso. Los estores de esterilla (junco), resultan muy económicos y aislantes de la luz. También podemos utilizar venecianas, que nos permiten graduar el pasaje de la luz. .

Para darle un toque de calidez a este loft y disimular imperfecciones en el suelo de cemento, utilizaremos alfombras, preferentemente lisas y de colores sobrios. Las alfombras también sirven para delimitar los diferentes espacios del loft. .

El material decorativo más económico para embellecer nuestro loft es la pintura. Emplearemos una pintura acrílica o también podemos utilizar pintura de cal, que es la más económica de todas, y que además nos permite controlar la humedad. Si deseamos darle un aspecto más industrial, entonces nos decantaremos por las pinturas metalizadas, especialmente el plateado metalizado. .