Baños en amarillo
Por su energía alegre y vibrante, el amarillo es un color cautivante para cualquier decoración. Sin embargo, su poder no suele ser aprovechado en los cuartos de baño, donde predominan las paletas neutrales, blancas y azules. Quienes estén buscando un giro renovador para su baño, este es el momento de apostar por colores fuertes e inesperados como el amarillo. Las tendencias de la temporada 2012 no escatiman en los acentos vívidos. Es hora de llenar de luz tu baño vistiéndolo de intensos amarillos, sea cual sea su estilo decorativo.

Ideas con amarillo para ambientar tu baño

Humor amarillo

Este lúdico baño de la diseñadora francesa Matali Crasset envuelve en una cálida atmósfera humorística donde el amarillo yema es el gran protagonista. La radiación solar de las paredes y muebles encuentra el contraste perfecto en una bañera de piedra lavada.

Cottage con ritmo

Un baño de clásico estilo cottage adquiere un ritmo inusitado a través de las pinceladas amarillas que juegan en las paredes, la bañera, las ventanas y el sillón. El divertido damero de la pared genera un efecto más que interesante junto al atemporal ajedrez del suelo.

Glamour contemporáneo

El amarillo adopta su dimensión más suntuosa en este deslumbrante baño de diseño contemporáneo, digno de una estrella de Hollywood. Nada emite más glamour que el revestimiento de cerámica formando un estampado floral en distintos amarillos, junto a la ducha cilíndrica en brillos dorados.

Impacto simple

La calidez del amarillo es el suavizante ideal para las líneas frías y precisas de un baño minimalista. En este caso, alcanza con una sola pared pintada de este color, sumada a algunos accesorios en amarillo y anaranjado.

Acentos que fascinan

La gama de grises de este baño moderno se llena de vida con el impactante amarillo fluorescente del gabinete. El poder de este color es tal que un mínimo detalle basta para acaparar la atención de un ambiente y darle un dinámico acento.

Fresca antigüedad

Los accesorios en amarillo pueden cambiar por completo el rostro de un baño serio. La decoración clásica y sofisticada de este cuarto en blanco y negro adquiere frescura actual integrando apenas un marco y un sillón en amarillo.